Mexicanos, los polos de una misma y terrible cultura


 Y De un lado tenemos a los mexicanos, del otro, también. Sin embargo, las diferencias son muchas pero esencialmente somos iguales. En los años recientes este comportamiento bipolar de la sociedad mexicana, se presenta en verdad enfermizo y siendo pesimista con pocas posibilidades de cura. No hay segmento social que se pueda declarar víctima inocente de lo que nos sucede, porque finalmente todos tenemos la culpa de la situación en la que vivimos.

Los eventos que he de anotar aquí suceden en Chiapas, y solo son una muestra de lo que seguramente sucede en todo el país.

Un gobierno cuestionado entre otras cosas porque permitió que el exgobernador Juan Sabines Guerrero, flamante cónsul en Miami, dejara al estado en banca rota, con toda una estela de funcionarios corruptos entre los que destacan algunos que eran los que le proveían de su heroina diaria. Hoy día este “verde” gobernador, incapaz de tomar las riendas del estado, pero haciéndose las ilusiones de presidente de la república, no puede hacer frente a las deudas que tiene el estado, no puede pagar a docentes que desde hace tres años dan clases en escuelas indígenas rurales, ni a los empresarios que han realizado trabajos por los cuales, y malamente, dieron su “diezmo” a los funcionarios para quedar contratados como proveedores. Este Gobierno, que se dice ecologista, ha sido tan indolente que ha permitido continuar con la desvastacion ecológica que producen los campesinos en todo el territorio del estado, incluyendo a los que se ostentan como “hijos” de la tierra, del maíz, quienes por sus usos y costumbres ya han deforestado varios miles de hectáreas de bosques y praderas. -ese mismo gobierno es tan indolente que gasta millones de pesos en construir un estadio para las olimpiadas de charrería y otras tonterías por el estilo, mientras que cínicamente declaran que no hay dinero para construir escuelas y hospitales tan necesarios para la población chiapaneca.

Por otro lado tenemos, por ejemplo, a una gran cantidad de personas que siendo pobres, son capaces de vender su alma por remediar aunque de forma momentánea su hambre y otras necesidades básicas que hoy incluyen tener televisión, celular y hasta internet. Son segmentos de población que fácilmente se convierten en carne de cañón de toda clase de grupos políticos y delicuenciales, que en México llegan a ser los mismos. Solo recuerde que hay funcionarios que tienen nexos y tratos con la mafia de las drogas y que hay capos de la droga que son hoy día políticos.

Hay personas que luchan por mejorar aunque sea una parte de su entorno y hay quien solo hacen la finta que su lucha es por el entorno. Pienso en los las manifestaciones de maestros que salen a las calles a protestar por una serie de cosas que parecen son injustas, y que desde cierto punto de vista no lo son. En México las luchas hoy día  están salpicadas de asuntos oscuros, turbios que en el fondo solo benefician a unos pocos.

Podemos hacer que estas afirmaciones generales puedan ser demostradas una a una y con una gran cantidad de evidencias. El asunto central es que nuestro destino está firmado por una especie de ADN que tiene incorporado a la corrupción y la indolencia como nuestra forma de ser. Hoy pueden enviar a los maestros marchistas a un penal sin mayor trámite y en cambio dejar a exgobernadores drogadictos como cónsules en el extranjero. DEsaparecer a estudiantes y enturbiar todas las investigaciones para no aceptar lo que es un secreto a voces: que el gobierno, que los gobernantes están coludidos con las grandes mafias que transitan por el país. 

¿Tenemos remedio los mexicanos y su bipolaridad?  Yo creo que no mientras no seamos capaces de actuar con honradez, transparencia y sensibilidad. Mientras solo seremos mexicanos en distribuidos en polos, enfermos de mexicanidad.

Anuncios

Acerca de acadum

Mexico D.F. Diseñador Gráfico por la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Maestro en Ciencias de la Educación por la Universidad del Valle de México. Doctor en Estudios Regionales por la Universidad Autónoma de Chiapas y Doctor en Educación y Comunicación Social por la Universidad de Málaga. Docente de nivel superior en Diseño Gráfico, Comunicación, Mercadotecnia y Educación. Docente en en nivel de maestría en Estudios Culturales, Reingeniería de la Educación y Publicidad. Experiencia laboral en Educación de Adultos, administración de la educación y docencia. Ha publicado "Tiempos de Otoño. 2002. Chiapas. Ortega y Romeu.
Esta entrada fue publicada en Ciencias sociales, Comunicación, Estudios culturales, Estudios regionales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s